Summit Promociones

Soluciones para su estrategia de publicidad y marketing BTL

El blog de Summit Promociones

Consejos para trabajar como promotora


Cada vez es más común ir por la calle o por grandes superficies y encontrarnos con personal ofreciéndonos todo tipo de productos con descuentos o promociones.

A continuación vamos a ver en qué consiste este trabajo y cuáles son los requisitos más solicitados para trabajar como promotoras en acciones comerciales.

Como publica Puro Marketing: “Una encuesta realizada por la asociación POPAI (Point of Purchase Advertising International) revelaba que el 70% de las decisiones de compra se toman en el establecimiento y no antes”. Este hecho hace que las empresas se tomen muy enserio lo importante que es incentivar la venta los puntos de venta (PLV) y para ello no hay nada mejor que una promotora que interaccione con los clientes.

¿Cuáles son los objetivos que persigue una promotora?

En primer lugar, la función de la promotora es orientar e informar a los clientes acerca de los beneficios y características del producto. En el caso de topar con personas que ya consumen el producto, la función de la promotora no es otra que afianzar la confianza del cliente en el producto y en la marca.

En segundo lugar, aumentar el número de ventas. La promotora debe captar la atención de los clientes y en un corto período de tiempo (los primeros 20 segundos son muy decisivos) tendrá que ofrecer brevemente las características del producto.

¿Qué tipos de acciones comerciales puede encontrarse una promotora?

-Street marketing: En este tipo de acciones la promotora debe ser quien vaya a buscar al cliente, de ahí la expresión “el marketing sale a la calle”.

Se trata de todas las acciones y campañas comerciales que se realizan en la calle o el medio urbano. Se suelen ofrecer flyers con descuentos, promociones o tan solo información, aunque cada vez estas campañas comerciales son más creativas y originales. Street marketing – Chance Azafatas

-Stand en PLV: Cuando visitamos un supermercado son muchas las promotoras (y también promotores) que nos ofrecen descuentos y muestras sobre el producto (que por cierto, no cuesta nada saludarles y darle las gracias!). Este reparto de muestras o pruebas es la acción conocida como sampling.

También, podemos encontrarnos a promotoras realizando degustaciones del producto, es decir, dando a probar aquello que promocionan.

¿Qué características debe reunir una promotora?

-Buena imagen: La primera impresión es lo que cuenta. Por lo tanto, ir bien uniformada y arreglada es un gran paso para captar la atención de los usuarios.

-Capacidad de persuasión: Se trata de la capacidad para influenciar al cliente, convenciéndoles e incluso, haciéndoles cambiar de opinión acerca del prejuicio hacia nuestro producto.

Demostración – Chance Azafatas

-Conocer bien el producto: Hay que prepararse bien para conocer todos los detalles de aquello que vamos a promocionar. Hay que estar preparado para cualquier pregunta.

-Nada de timidez: Cuantos más contactos realicemos con los clientes más posibilidades de ventas tendremos, así que ¡ánimo! Y siempre con una sonrisa.

-Ser claro y conciso: Debemos ser honestos y exponer la información en un breve espacio de tiempo.

-No desmotivarse: No todo el mundo estará de acuerdo con nuestro producto o lo comprará. Por lo tanto, nada de desmotivarse, el rechazo también es parte del trabajo como promotora



"Promotoras florero" para vender autos, menos que antes


En el Salón del Automóvil de París, algunos fabricantes siguen usando azafatas vestidas de forma provocativa con el objetivo de atraer clientes, para desesperación de las feministas. Otros, por el contrario, alargaron polleras y apostaron por pantalones y zapatillas deportivas.

"¡La azafata florero ya no existe!", asegura Carole François, responsable de clientela en la agencia Pénélope, que contrató a casi 300 azafatas para esta feria.

Es cierto que hay todavía algunos constructores que siguen pidiendo chicas de "1,80 con talle 36, es decir, lo imposible" pero, según ella, "no se ve tanta carne" en los stands. ¿Su explicación? "Los fabricantes saben que las fotos van a circular en las redes sociales".

En los pabellones, varios fabricantes impusieron pantalones y chatitas. Los vestidos, a menudo holgados, tampoco dejan ver generalmente mucho más arriba de la rodilla.

"Sigue siendo machista. Los peores son los italianos", acusa sin embargo otra gran agencia parisina que contrató a 400 azafatas para esta gran cita automovilística.

Para la asociación "Les chiennes de garde" ("Las perras guardianas"), la "sexualización del automóvil, asociada con el poder masculino, es insoportable".

"¡Da la impresión que la chica viene con el auto, por el mismo precio!" Cuando los constructores nos hacer creen que lo necesitan para el comercio, se burlan de nosotros", se indigna Florence Montreynaud, fundadora del movimiento.

Los profesionales del sector dicen haber visto una evolución desde hace "unos tres años" e insisten en la "formación de entre uno y tres días" que siguen las jóvenes contratadas.

"Somos como agentes de ventas", "no mujeres florero", opina Mathilde, de 21 años, que fue formada para ejercer este "trabajo de subsistencia". Vestida con camisa azul celeste, vaquero oscuro y zapatillas blancas, y muy maquillada, esta joven estudiante vive su segunda experiencia en una feria automovilística. "Una vez uno me preguntó: '¿Te ponés tan caliente como el motor?' o '¿podés subirte a cualquier chasis?".

Raphaëlle Rémy-Leleu, que milita en la asociación "Osez le féminisme" (Ose el feminismo), señala "prácticas típicas, a la vez de una hipersexualización de los cuerpos de las mujeres y de su mercantilismo".

Fuente: AFP

000webhost logo